martes, 10 de marzo de 2009

El Paradigma Cognitivo

Tutora: Ana María Orozco Santa María.
Alumnas: Pilar Rosario Núñez Durán.
Claudia Raquel Peimbert Angulo.
Sede: Campus Siglo XXI.
El paradigma cognitivo

Este paradigma se inicia a finales de los 50s en Estados Unidos, exactamente en el año 1956, se aboca a una o más de las categorías o dimensiones de lo cognitivo (atención, percepción, memoria, inteligencia, lenguaje, pensamiento, etc.) Estos trabajos devinieron de tres campos, que se consideran los antecedentes inmediatos de este paradigma: la lingüística, la teoría de la información y la ciencia de los ordenadores.

Se puede explicar su ideología mediante una metáfora, el ordenador es una instancia de los sistemas de procesamiento de información, al cual según los cognitivistas también pertenece el hombre.

PROBLEMÁTICA Estudio de la representación mental.

El enfoque cognitivo está interesado en el estudio de la representación mental; considerada como un espacio de problemas propio, más allá del nivel biológico y al mismo tiempo distinto del nivel sociológico o cultural. Se interesa en describir y explicar la naturaleza de las representaciones mentales, así como el determinar el papel que juegan en la producción de las acciones y conductas humanas.

El problema central de este paradigma es analizar y estudiar los procesos integrales de la persona, ya que se considera que la personalidad humana tiene una estructura y organización que está en proceso continúo de desarrollo.


Principales Representantes.

J. Bruner, el teórico de las múltiples facetas de la cognición (ha tratado temas como pensamiento, percepción, lenguaje, etc.).
D. P. Ausubel. elaboró la teoría del aprendizaje significativo o de la asimilación.
Bruner, con propuestas del aprendizaje por descubrimiento y acerca del currículo para pensar.
En la actualidad, Glaser. Psicología instruccional es una de las corrientes hegemónicas en la actualidad en la psicología educativa.

En la educación.

El paradigma se interesa en resaltar que la educación debiera orientarse a lograr el desarrollo de habilidades de aprendizaje, no sólo el enseñar conocimiento.

Las metas y objetivos primordiales de la escuela deben de centrarse en el aprender a aprender y/o en el enseñar a pensar.

Los objetivos de un programa, curso, etc., son clasificados en función de seis niveles de complejidad creciente, a saber:

1) Conocimiento: recuerdo y retención literal de la información enseñada.
2) Comprensión: entendimiento de los aspectos semánticos de la
información enseñada.
3) Aplicación: utilización de la información enseñada.
4) Análisis: análisis de la información enseñada en sus partes
constitutivas.
5) Síntesis: combinación creativa de partes de información
enseñadas para formar un todo original.
6) Evaluación: emisión de juicios sobre el valor del material enseñado
problemas). Otro aspecto relevante que algunos teóricos han señalado como en el caso de
Ausubel, es que el aprendizaje significativo de los contenidos (no basta aprender los
contenidos sino aprenderlos bien) sea el protagonista fundamental de los programas
escolares.

El alumno.

El alumno es un sujeto activo procesador de información, con una serie de esquemas, planes y estrategias para aprender a solucionar problemas.

El maestro.

El maestro debe de propiciar el aprendizaje significativo
Que aprenda a aprender y a pensar.

Es un maestro que involucra al estudiante en su propio aprendizaje.

Para que ocurra el aprendizaje significativo son necesarias varias condiciones:
1) Que la información sea adquirida en forma sustancial (lo esencial) y no arbitraria (relacionada con el conocimiento previo que posee el alumno).
2) Que el material a aprender (y por extensión la clase o lección misma) posea significatividad lógica o potencial (el arreglo de la información no sea azaroso. ni falto de coherencia o significado)
3) Que exista disponibilidad e intención del alumno para aprender.

Diferencias con los Paradigmas Humanista y Conductista.

Su diferencia con el paradigma humanista tiene que ver con el hecho de que este paradigma se basa en las corrientes filosóficas existencialista y fenomenología las cuales dan razón a la persona por medio de sus propias elecciones en el caso del existencialismo y la fenomenología considera que es la percepción externa sin referencias a priori en cambio los cognoscitivistas refieren que los comportamientos no son regulados por el medio externo, sino más bien por las representaciones que el sujeto ha elaborado o construido.

De la misma manera encuentra diferencia con el conductismo debido a que en este el sujeto está controlado por las contingencias ambientales, y en el paradigma cognitivo, el sujeto es un ente activo, cuyas acciones dependen en gran parte por dichas representaciones o procesos internos que él ha elaborado como resultado de las relaciones previas con su entorno físico y social.

El paradigma cognitivo y nuestro estilo de docencia.

Si nos identificamos con el paradigma puesto que nuestros alumnos están aprendiendo a ser mucho más analíticos. Se han acostumbrado a participar en las actividades y materiales que diseñamos, que tienen como objetivo que descubran y construyan conocimiento, haciendo uso de las habilidades cognitivas que ya han desarrollado y del conocimiento previo que tienen sobre el tema. Del mismo modo, estas actividades les permiten desarrollar otras habilidades.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por sus valiosas aportaciones, me sirvio mucho para concretar un trabajo, sobre los paradigmas pscologicos de aprendizaje, felicidades por el esfuerzo.
atte.
M.C.T. ZAMORA MICHOACAN

Anónimo dijo...

Muy buena tu síntesis, y estoy seguro de que tu fuente es el grandioso libro de "Los paradigmas con implicaciones educativas"

Anónimo dijo...

muy buena investigacion Dios les bendiga